Previa Celta-Real Sociedad: El optimismo es real