Simeone probó, pero no le salió