Previa Sevilla-Lille: Ganar para evitar riesgos