Halloween asusta al Real Betis y revive a un Atlético que lucha por ser campeón de Liga