Iván Marcone en la rampa de salida