Mikel Vesga, ¿en la rampa de salida?