La encrucijada del Chelsea en la defensa