Previa Sevilla – Wolfsburgo: sólo vale ganar