Preocupación en el Madrid por las duras entradas a Vinicius