Aún teniendo un mal partido, Vinicius fue decisivo