Con Oshoala lesionada, vuelve la lucha por el pichichi