Dani Maciá: “El talento tiene un límite y ahí es cuando debe entrar el trabajo”