El Real Madrid vuelve a sufrir un brote de COVID