La afición del Real Valladolid ve más cerca el ascenso directo