El Covid se ceba con el Leicester