Benzema, imparable desde el punto de penalti