Previa Real Sociedad – Atlético: mirar a cuartos y olvidar Arabia