Previa Athletic – Barcelona: Un clásico copero como bálsamo