Memphis Depay, el jugador desaparecido