La llegada de Azmoun agita la delantera del Leverkusen