El Girona no puede fallar en Lezama