Aston Martin AMR22: una presentación a la altura