El 4º puesto en Premier League: una lucha a 4 bandas