El RCDE sella la permanencia bajo un proyecto caduco