El Real Valladolid quiere crear una grada de animación