¿Qué necesita el Granada para lograr la salvación?