Previa Mallorca – Rayo Vallecano: La salvación pasa por Son Moix