Nicolò Zaniolo, el nombre en la agenda rojiblanca