Checo gana la batalla estratégica de Mónaco