Gonçalo Guedes, más cerca que nunca de la AS Roma