Knezevic se asoma al primer equipo