Donny Van de Beek, ante la ocasión de reivindicarse