El sistema “Gatusso” puede llegar para quedarse en Valencia