La operación salida se atasca en el Real Madrid