El posible ‘tridente’ rojiblanco en Getafe