Un Liverpool titubeante en el estreno liguero