La joya argentina que gusta a Celta y Espanyol