Stefan Savic, el primero en caer en el Atlético