Ansu Fati, despacito y con buena letra