Los internacionales rojiblancos buscan brillar en el parón