Valverde está ‘de dulce’