Braga, o todo o nada para la Selección española