Previa Ludogorets-Real Betis: solo un punto para la tranquilidad