Kolo Muani, el elegido por Deschamps