Un campeón de la Premier llega a la ciudad costasoleña