El Mundial arranca en Asia