El deseo del jugador galés por seguir en el Real Madrid complica las cuentas del club, que sigue necesitando ingresar al menos 100 millones de euros en ventas.


El Real Madrid le está buscando una salida al que pretendía que fuese su jugador franquicia la pasada temporada, Gareth Bale. Con ello pretende ingresar una suma considerable de dinero con la que cuadrar las cuentas y, quien sabe si acometer el fichaje de Paul Pogba, así como librarse de uno de los mayores salarios de la plantilla. 
Sin embargo, el futbolista no está tan por la labor de abandonar Concha Espina y así lo está haciendo ver a los medios su agente, Jonathan Barnett, que en cada comparecencia repite que su representado está muy bien en Madrid y no busca una salida. El jugador, que todavía se considera a si mismo como un top mundial (ahí puede haber discrepancia de opiniones entre los aficionados al fútbol), cree que todavía puede seguir triunfando en el equipo de las 13 Champions y se niega a renunciar a su salario.
Fuente: Twitter de Gareth Bale
No obstante, en este caso no todo es cuestión de dinero, puesto que al jugador le han llegado ofertas astronómicas de China. Como hemos dicho, Bale sigue creyendo que es de los mejores jugadores del planeta y por ello se niega a irse a una liga menor y, mucho menos, formar parte de un intercambio para fichar a un jugador.
Esta opción se planteó como una alternativa para costear la contratación de Paul Pogba, estrella del Manchester United. Precisamente este equipo ya intentó acometer el fichaje de Bale en años anteriores, cuando el club todavía tenía esperanzas en que fuera el líder que reemplazaría a la figura de Cristiano Ronaldo.
Por ello, tras el paupérrimo año del galés a nivel individual  y colectivo, el club ha decidido darle salida. Consideran que tras la venta de Cristiano, el jugador se ha visto superado por los galones que se le confirieron. Además, Bale ha continuado con el martirio de las lesiones, que a principio de temporada la prensa tildaba de algo «psicológico» que acabaría al convertirse en la estrella del club.
Pese a todo, la principal razón de la salida de Bale es Zinedine Zidane. Tal y como ha sucedido con Marcos Llorente, Ceballos o Reguilón, el técnico quiere a Bale fuera de su equipo. Por ello, en un mercado que para el club ha venido marcado por los deseos y caprichos de su entrenador, la entidad se está esforzando más que nunca para darle salida al jugador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here