El hijo pródigo hace historia con el Granada CF