Leganés – FC Barcelona, el momento de reivindicarse.