Infinity se hace con el timón del Córdoba